miércoles, 29 de marzo de 2017

Los Goldines de la Cabra Negra





De la cumbre en que te encaramaron,
aldea de tierra nuestra y labrada piedra,
no quedaron los vecinos que te amaron.

Las techumbres cayeron sin testigos,
el polvo muerde el olvido arruinado
y la broza mella los cantones amigos.

Lienzos de ripios que se desligan,
rancia argamasa, retortero de cantos,
silencio eres, que rumores no mitigan.

En todas tus partes te duele el vacío,
y hecha una cabra negra de espanto
recibes Esfinge a tu visitante fugaz y pío.

Recelas que contemplen tu escombro
por pudor de zagala descompuesta,
pero eres y serás, mientras te nombro,
Los Goldines, a la orilla de una cuesta.

Aitzindari

miércoles, 1 de marzo de 2017

A CAMILO JOSÉ CELA

No hay texto alternativo automático disponible.

A CAMILO JOSÉ CELA

Don Camilo, dígame vuesa merced,
cómo se ha de ser torero sin
saber torear. Hábleme con su
genio gallego, complejo y febril.

Cuénteme cómo es una mazurca
para dos muertos y cómo es un viaje
a la Alcarria. ¿Cómo fue lo de la
colmena? ¿Y lo de Pascual Duarte?

Transmítame su espíritu de trotamundos
y su impronta barroca, tremendista y picaresca.
¿Cómo estará la vieja catira? ¿ Y el café
de artistas? ¿Habrá o no habrá gresca?

¿Y cómo está nuestro ruedo ibérico,
que hasta nuestra América se desarrolla?
¡Ojalá siempre tengamos toros y toreros
como retrato de una vida y una obra!

Antonio Moreno Ruiz

viernes, 17 de febrero de 2017

CANTO TAURINO PARA FEDERICO GARCÍA LORCA

La imagen puede contener: 1 persona

CANTO TAURINO PARA FEDERICO GARCÍA LORCA

¡Federico! Poeta del Romancero Gitano y de la
Vega de Zujaira, dramaturgo del piano,
los jaleos y la Casa de Bernarda Alba,
artista de integral crisol hispano.

Dime cómo podría ser yo poeta en Nueva York,
tarareando sones de negros de Cuba,
mientras las Andalucías van soñando
al galope de caballos amanecidos de espuma.

Poeta de la Alhambra y la calle Elvira,
dime cómo he de juntar la primavera
con las estrellas que los toros bravos,
van persiguiendo en las dehesas.

Dime cómo han de cantar las espuelas
en la luna negra de los bandoleros,
dime cómo el miedo puede ser vencido
por el misterioso coraje de los toreros.

Enséñame a componer elegías,
inspirándome en la fiesta más culta del mundo.
¡La fiesta! ¡Nuestra fiesta! La tauromaquia,
símbolo antiguo, altivo y fecundo.

Dime cómo se ha de desafiar a la muerte
con la liturgia de la hora señalada,
dime cómo conocer nuestra América,
para sentir mejor nuestra España.

¡Federico! Inspírame para defender la lidia
y el impresionante universo que atesora.
Tú, escritor nunca callado, siempre deslumbrarás
a través del legado de tu inmortal obra.



Antonio Moreno Ruiz

martes, 6 de diciembre de 2016

MENSAGEM DE ADOPCÃO




MENSAGEM DE ADOPCÃO 

Olhando o Guadiana eu já 
vejo como é que ele desagua
no Atlântico. Meu Deus! Adorável 
beleza num só momento. Calma!
A história faz-se com Deus; cuja divina
mão coloca sobre a portuguesa alma;

a alma dos marinheiros que, com templária
cruz, capinaram a grandeza da água. 
Duas cruzes: O sangue vermelho e a brancura
da inocência. Duas cruzes, mas na verdade,
fazem-se uma: Uma cruz portuguesa; cruz
para a esfera armilar; cruz para a majestade
do Espírito Santo espalhado pelo mundo; o
mundo que foi descoberto na sua imensidade 
graças à valente perícia daqueles filhos do ocidente
ibérico que se lançaram românticos à realidade. 

Portugal é em si mesmo um mundo. É a canção
triste dum povo alegre; o jasmim de uma infância reaparecida;
a lembrança que nunca se cansa de inspirar
na alma que está sempre a ser batida...
O sentimento da realidade, a luz da escuridão;
Portugal: A tua identidade é o esplendor da minha vida. 
Adopta-me como filho. Não me deixes nunca. Eu nunca
te deixarei. Portugal! Tu és a saudade minha!


Antonio Moreno Ruiz

jueves, 3 de noviembre de 2016

TRÍPTICO DE LA MUERTE




MORS TRIUMPHALIS

Tañe la muerte costillera el cuerno,
Sus pellejos dedos blanden guadaña,
Y el sudario, envuelto en la telaraña,

Con la carne putrescente es el terno.

Cunde la arena, escurriendo al averno
Las horas cinéreas que el vivo araña.
Disfraz es todo, mas mortaja no engaña:
Conque te vestirán para traje eviterno.

A la hora que le llegó se extrañaba:
"Bella fui, por mí bebían los vientos,
Y al verme soy todo vermes... soñaba".

"En áureas bandejas, festines opulentos"
-Añoraba el rico que a chorros se bañaba
En su ataúd con sus fluidos purulentos.



MORS CERTA, VITA INCERTA

Fruto podrido, en aquella enhoramala,
Cuando demagoga la sierpe tentadora,
Zalamera, sedujo a quien a Dios adora,
Eres: muerte inmunda envuelta en gala.

Con mil aguijones la polizona iguala
Al rico y al pobre; siempre matadora
Divide y quita; del silencio dadora
Enmudece al que execra como alaba.

Primogénita del padre de la mentira,
Al favor del ángel enemigo y perverso
La muerte encoje y la vida nos tira.

De sus estragos, amigo, los ojos retira,
Que, siendo prole de aquel suelto verso,
Nos aterra y daña cual hija de Mentira. 


CHRISTUS REGNAT, CHRISTUS VINCIT, CHRISTUS IMPERAT

Crujen ya como tablas sus costillas,
Las quijadas trae ahora desencajadas,
Rumia su derrota, la que a horcajadas
Cabalgó sobre las humanas rodillas.

Aquella que las vidas hacía astillas
Y al humano género daba tantas tajadas
  Ya mohína quedó y derrotada; y, ajadas,
Sus mortales tablas son rotas tablillas.


¿Dónde tu aguijón, mortal avispa, ahora?
¿Qué se hizo de la ponzoña que eyaculas
Para separarnos, afanosa hostigadora?


De Dios encontramos la mano vengadora:
Y a su triunfo, vencida, yerma ya reculas,
Ante Cristo mismo en la Cruz triunfadora. 



Manuel Fernández Espinosa

Tosiria, 1 de noviembre de 2016.

martes, 1 de noviembre de 2016

O CAFEZINHO DA SAUDADE

Resultado de imagen para carioca de café


O CAFEZINHO DA SAUDADE

O aroma e o sabor dum
gostoso café brasileiro,
de repente, me deslocou,
num dia marinheiro,
achando-se, assim, Portugal,
na minha alma de nevoeiro.

Eu cheirava e gostava
daquele líquido, preto e lindo,
enquanto a saudade começava a bater,
e meu rosto, não sei se chorando ou rindo,
mudou, acreditando na sensação
de ficar um sonho atingindo.

Um sonho de português nome,
um sonho de portuguesa certeza,
um sonho de lusa formosura...
Nossa Senhora! Como a beleza
daquele café gostoso me levou
à minha sonhadora natureza!

Como o café pode inspirar tanto!
Ai, aquele cafezinho da saudade...
Quando mais novo, cruzava a fronteira,
e sentia esse sabor de verdade,
às vezes do Brasil, às vezes da Angola...
Tendo a certeza da portuguesa realidade!

Mas hoje já é tudo igual,
e penso que cada vez pior!
Por isso, com o café de meus amigos
brasileiros sinto aquela flor,
que foi levada pelo vento do tempo,
ficando na verdade, uma grande dor.

Antonio Moreno Ruiz

jueves, 27 de octubre de 2016

A MIS SOLEDADES, LOPE DE VEGA





A mis soledades voy,
de mis soledades vengo,
porque para andar conmigo
me bastan mis pensamientos.

No sé qué tiene el aldea
donde vivo y donde muero,
que con venir de mí mismo,
no puedo venir más lejos.

Ni estoy bien ni mal conmigo;
mas dice mi entendimiento
que un hombre que todo es alma
está cautivo en su cuerpo.

Entiendo lo que me basta,
y solamente no entiendo
cómo se sufre a sí mismo
un ignorante soberbio.

De cuantas cosas me cansan,
fácilmente me defiendo;
pero no puedo guardarme
de los peligros de un necio.

Él dirá que yo lo soy,
pero con falso argumento;
que humildad y necedad
no caben en un sujeto.

La diferencia conozco,
porque en él y en mí contemplo
su locura en su arrogancia,
mi humildad en mi desprecio.

O sabe naturaleza
más que supo en este tiempo,
o tantos que nacen sabios
es porque lo dicen ellos.

«Sólo sé que no sé nada»,
dijo un filósofo, haciendo
la cuenta con su humildad,
adonde lo más es menos.

No me precio de entendido,
de desdichado me precio;
que los que no son dichosos,
¿cómo pueden ser discretos?

No puede durar el mundo,
porque dicen, y lo creo,
que suena a vidrio quebrado
y que ha de romperse presto.

Señales son del juicio
ver que todos le perdemos,
unos por carta de más,
otros por carta de menos.

Dijeron que antiguamente
se fue la verdad al cielo;
tal la pusieron los hombres,
que desde entonces no ha vuelto.

En dos edades vivimos
los propios y los ajenos:
la de plata los estraños,
y la de cobre los nuestros.

¿A quién no dará cuidado,
si es español verdadero,
ver los hombres a lo antiguo
y el valor a lo moderno?

Todos andan bien vestidos,
y quéjanse de los precios,
de medio arriba romanos,
de medio abajo romeros.

Dijo Dios que comería
su pan el hombre primero
en el sudor de su cara
por quebrar su mandamiento;

y algunos, inobedientes
a la vergüenza y al miedo,
con las prendas de su honor
han trocado los efectos.

Virtud y filosofía
peregrinan como ciegos;
el uno se lleva al otro,
llorando van y pidiendo.

Dos polos tiene la tierra,
universal movimiento,
la mejor vida el favor,
la mejor sangre el dinero.

Oigo tañer las campanas,
y no me espanto, aunque puedo,
que en lugar de tantas cruces
haya tantos hombres muertos.

Mirando estoy los sepulcros,
cuyos mármoles eternos
están diciendo sin lengua
que no lo fueron sus dueños.

¡Oh, bien haya quien los hizo!
Porque solamente en ellos
de los poderosos grandes
se vengaron los pequeños.

Fea pintan a la envidia;
yo confieso que la tengo
de unos hombres que no saben
quién vive pared en medio.

Sin libros y sin papeles,
sin tratos, cuentas ni cuentos,
cuando quieren escribir,
piden prestado el tintero.

Sin ser pobres ni ser ricos,
tienen chimenea y huerto;
no los despiertan cuidados,
ni pretensiones ni pleitos;

ni murmuraron del grande,
ni ofendieron al pequeño;
nunca, como yo, firmaron
parabién, ni Pascuas dieron.

Con esta envidia que digo,
y lo que paso en silencio,
a mis soledades voy,
de mis soledades vengo.


Lope de Vega

Mocedades hizo una adaptación incompleta del poema de Lope de Vega: